Busser Howell, la luz del expresionismo americano

Retomando Nueva York y sus diferentes caminos encontrados… el destino me volvió a explicar que la vida está para vivirla,  y que cada uno hace lo que puede para que así sea. Siempre que viajas, vuelas alto. Muy alto. Una simple decisión puede cambiarlo todo, y así fue. Decidí alquilar una casa por Airbnb, una página de alquileres vacacionales que suelo usar casi siempre que viajo.  Habitualmente cuando usas este tipo de aplicaciones sueles fusionarte con el ambiente del lugar en el que estás,  los quehaceres de sus gentes, y sus maravillosas y diferentes rutinas.

Esta vez terminamos en el corazón de Manhattan a tan solo una hora de media noche. Miré hacia la calle desde una de las ventanas de la casa y vi como se reflejaba en mis pupilas el parpadeo de las luces del Empire State.  Allí estaba en una de las épocas más especiales del año, la noche del 31 de diciembre…y parecía que todo iba a ‘estallar’ de un momento a otro en la ciudad.  Pero ahora quiero hacer hincapié en una historia. Una de esas historias que revelan que la voluntad es el motor fundamental de TODO éxito.

La casa en la que me hospedé es de Busser Howell, un artista impresionista de Ohio que se enamoró de la pintura cuando era pequeño, gracias a los estímulos que recibió por parte de sus familiares, casi todos artistas. Fue en su adolescencia cuando decidió emprender su carrera en Nueva York porque uno de sus profesores era neoyorquino.

Lo que no sabéis es que Busser está ciego. Comenzó a pintar a los 13 años y fue perdiendo visión gradualmente hasta a los 40, cuando finalmente la perdió por completo. Tanto él como su obra atravesaron duros momentos de cambio y reconocimiento, ya que la pérdida total de visión supuso un momento clave en su transformación. Busser tuvo que volver a reconectarse con nuevas sensaciones a la hora de pintar, y fue gracias a la meditación trascendental y a su pasión por la pintura como día tras día consiguió retomar el contacto con los pinceles: “Siento como la figura invade mi mente cuando la creo”. Para B.H las formas recorren sus dedos y delimitan hasta donde pintar. “La inspiración viene de mi corazón y de estímulos interiores”.  Dedica a la pintura más de 3h al día durante 5 días a la semana aunque confiesa que su cerebro está pintando siempre, en busca de nuevos retos. A pesar de las dificultades, las dimensiones de los lienzos y figuras rondan en su cabeza creando conversaciones internas con la obra, hasta que siente la sensación de que ha llegado a su final. Y así es como concluye sus creaciones.

En su último trabajo ha incluido otras modalidades expresionistas que incorporan pintura, el papel, la pantalla y los objetos encontrados. Mientras que las series anteriores eran una década de figuras abstractas de baile, pinturas satíricas políticas y al mismo tiempo una serie de pinturas geométricas abstractas de paisajes de granja del siglo XIX  y estructuras urbanas.

Busser-Howell

Obras actuales de Busser Howell- abstract expressionist painter

Hasta hoy recuerda los pigmentos de los colores, las formas, las texturas y las sensaciones que tenía cuando pintaba viendo lo que pintaba. Ahora su método es diferente, pero aún retiene en su cerebro la información de cómo pintar, las formas, los tamaño y distancias. Sigue siendo el mismo quien transporta los lienzos y el material hasta su lugar de trabajo, entendiendo la vista como una función del cerebro, y la visión como la capacidad para interpretar todo lo que vemos.

Hay dos momentos decisivos en la evolución de su obra. El primero y más importante  cuando perdió la visión, y el otro tras el 11S, uno de los peores atentados terroristas de la historia de EE.UU,  cuando sus cuadros se tiñeron de grises y negros.  Sus obras son conocidas en todo el continente Americano, China y España, países en los que expone temporalmente. Cientos de obras que alcanzan de 4.000 a 30.000 € dan vida a los 4 pisos que conforman un magnífico edificio remodelado por el mismo.

estudio-busser-howell-nyc

Estudio de trabajo de Busser

Conoce aquí 👉 www.busserhowell.com  a un artista lleno de vitalidad e ironía en el que encontrarás un ejemplo de vida, de lucha, de sacrificio y de constancia. Sus obras gritan libertad por los cuatro costados… son libres, como él.

No hay día en el que no agradezca estar bien, respirar, hacer deporte, trabajar, ver a mi gente… Gracias por esos consejos que no me dijiste Busser, gracias por demostrármelo en esos días. Gracias también a Major por alegrarme esos días sus saludos y esa mirada tan fiel 🐶.

Como Busser, hay miles de personas en el mundo que son ejemplos de vida, ejemplos a seguir porque a pesar de las dificultades que obstaculizan su día a día, su sonrisa sigue brillando y sus ganas de luchar son imparables.

Por eso hoy quería dedicar unas horas de mi tiempo a estas personas que con su ejemplo y lucha diaria iluminan el mundo.

Espero que os guste, ¡un abrazo!

busser-with-major

*Busser , you inspired me and always will be that way

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *