El Monasterio de Piedra, una escapada perfecta para otoño

A una semana de que comience oficialmente el otoño, quería compartir con vosotros este bonito rincón de Aragón. Relajarse un fin de semana en un balneario, siempre es una buena idea. Pero hay estaciones como el otoño en las que este tipo de escapadas apetecen más. Para mí el otoño es ese tiempo en el que la naturaleza comienza a mudar de colores para vestirse de tonos ocres, amarillos, rojizos, verdes que se apagan. El arcoíris cromático que nos regalan los campos y bosques conforman un paisaje idílico con el que deleitar nuestros cinco sentidos y las temperaturas aún son agradables. Es momento de salir a disfrutar de los parques y de esos pequeños momentos de tranquilidad en los que nuestra prioridad sea vivir el presente.

Monasterio de Piedra

Monasterio de Piedra

Uno de los destinos que me ha sorprendido recientemente es la zona de  balnearios de Calatayud, en la que se encuentra el Monasterio de Piedra, perteneciente a la orden del Císter. Mi punto de partida fue el balneario Sicilia, un hotel con spa y vistas al Río Mesa con más de 200 años…se encuentra a 7 km de la Gruta de las Maravillas y a 18 km del Monasterio de piedra. Alrededor de Jaraba hay pequeños rincones, rutas de senderismo y pueblecitos que merecen ser descubiertos. También si os interesa podéis visitar y hacer una cata en el Museo del vino.

Ruta senderismo cañón Río Mesa

Ruta senderismo cañón Río Mesa

En una de estas rutas disfruté de un agradable paseo y llegamos a la cima del cañón del Río Mesa, donde han encontrado recientemente unas pinturas rupestres de más de 7.000 años de antigüedad. Son cuatro figuras, un hombre, una mujer y dos ciervos, que se realizaron en una pared rocosa como aviso o marca del territorio. Me gustó mucho realizar esta ruta de 3 h aproximadamente, y conocer de cerca las costumbres de la época y su vegetación. En el balneario nos relajamos con las aguas mineromedicinales de la zona que vienen bien para la piel, las vías respiratorias y en resumidas cuentas, este tipo de aguas vienen bien para cuidar el alma. Además el balneario tenía un servicio de bicicletas gratuitas durante todo el día, así que hice otra ruta en bicicleta conociendo algún que otro punto más de la zona del cañón que no tenían desperdicio.

Una vez ya en el Monasterio de Piedra te darás cuenta de que muchas de las visitas que llegan a este enclave son por los estudios que se realizan sobre el arte, ya que buena parte de las construcciones de la zona destaca el paso del románico al gótico. Aunque turísticamente se conozca casi más por su belleza natural dibujada al azar por el Río Piedra. La sorpresa no fue poca al contemplar sus tesoros protegidos por la Sierra Ibérica en la que el Monasterio queda encajonado sobre el río Piedra.Un oasis dentro del paisaje aragonés donde se esconden los restos de lo que fue refugio espiritual de una comunidad que se instaló allí en la edad media, y que a día de hoy es de propiedad privada donde se realizan visitas turísticas.

Cascadas, lagos, parajes de ensueño… en su interior alberga un oratorio con decoración gótico-mudéjar que desemboca directamente en las ruinas de la iglesia románica donde se encuentra el claustro gótico. Ya en el segundo piso se conservan algunas salas tan antiguas como la sala de archivo y la biblioteca, datadas de 1585; así como las celdas, que a día de hoy son habitaciones de hotel.

Un lugar muy recomendable para desconectar unos días y disfrutar de la naturaleza y el arte en todo su esplendor.

Cascadas-Monasterio-de-Piedra

Cascadas Monasterio de Piedra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *